DOS CASAS RURALES PASSIVHAUS EN IBERO (NAVARRA)

MAYO 2015. “LA ENVOLVENTE TÉRMICA”

Una de las claves de los edificios Passivhaus es la completa continuidad del aislamiento en los mismos.

Esto conlleva el aislar bajo las soleras (algo habitual) y en algunos casos, incluso bajo la cimentación.

En la “vivienda este” se ha colocado bajo la solera y bajo las zapatas corridas un aislamiento de 14 cm de POREXTER-PLUS® HIDROFUGO de NEOPOR (by Basf) con una conductividad térmica de 0,031 W/mK. El aislamiento se ha subido por el borde de la solera y rodeando los pilares metálicos.

seccion

plano3

 

P1200443 P1200441
P1200462 P1200489 P1200490 P1200493

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*